jueves, 17 de marzo de 2011

TIG's 2011 - Selección Digital

Producido por: Cristian Gonzalez, Moises Michanie, Lucas Steinschraber, Agostina Vicentin y Ariel Sapollnik.


Índice

Introducción

Parte I: Teoría Sintética

La selección natural

Solución al problema

Parte II: Darwinismo electrónico

El origen de la red

El éxito de Internet

La nueva fuerza evolutiva

Cambios ambientales

¿Mismo ambiente, misma estrategia?

Genética digital

Conclusión

Introducción

Cuando Charles Darwin publicó su famoso libro El origen de las especies en 1859, no logró comprender el éxito que este tendría en las sociedades a futuro. Calificado como fraude en un comienzo, este importante científico investigador pasó cinco años de su vida viajando por el mundo, especialmente a América del Sur, en el HMS Beagle, un navío de la época. Llevaba consigo un diario en donde recapitulaba todo lo que lograba observar: desde el comportamiento de los animales hasta diferencias notadas entre una misma especie que habitaba biomas distintos.

Junto a su compañero de viaje, Alfred Wallace, elaboraron la famosa teoría que luego llevaría su nombre y trataría de explicar los cambios que se produjeron en las especies a lo largo de los tiempo y trató de contestar la pregunta: ¿de dónde venimos?

La Teoría de Darwin no sólo fue aplicada a las especies sino que pueden usarse conceptos para describir cambios graduales y progresivos en otros aspectos de la vida como aquellos que se vislumbran en las redes actuales. Para comprender este paralelismo, antes debe entenderse con profundidad la teoría expuesta por Darwin en el siglo XIX, ciento cincuenta años atrás.

Parte I: Teoría Sintética.

La selección natural

Con anterioridad a su viaje, Charles Darwin observó un interesante patrón en los criaderos: los patrones establecían cruzas entre sus mejores especímenes para así crear el mejor individuo posible (determinar lo que significaba la palabra “mejor” depende de cada caso: en algunos era el caballo más rápido y en otros era la vaca que producía mejor leche). A esto, Darwin lo llamó la selección artificial debido a que el hombre seleccionaba individuos por sus características físicas.

Teniendo en cuenta este proceso existente, Darwin definió a la selección natural como: “… la conservación de las diferencias y variaciones individualmente favorables y la destrucción de las que son perjudiciales…”[1] Darwin planteaba que las características más favorables para un organismo, como es el caso de la triple fila de dientes de los tiburones, iban a prevalecer contra aquellas que no lo eran. A su vez, todo carácter desfavorable para un individuo desaparecería con el tiempo como es el caso de las muelas de juicio en el humano.

Un claro ejemplo que observó Darwin en su viaje era la diferencia en el pico de los pinzones que habitaban en las Islas Galápagos: la forma de estos caracteres difería enormemente del de los pinzones del continente. Él concluyó que son las presiones ambientales las que incitan a los organismos a evolucionar acorde con ellas.[2]

Por lo tanto se supone que es el organismo más apto (entiéndase por apto aquel que posee mayor número de características más favorables) el que sobrevivirá en el tiempo debido a que se podrá reproducir más rápidamente. Los demás irán pereciendo poco a poco, dependiendo de muchos factores. Es muy probable que, siguiendo el caso observado por Darwin, los primeros pinzones que habitaron la isla hayan sido similares a los del continente pero poco a poco fueron desplazados por las nuevas especies que surgieron.

Esta idea de la aptitud (cantidad de descendientes que llegan a la edad reproductiva) es algo lógico debido a que nacen más individuos de los que la Tierra puede poblar. Esto lleva a una pelea entre ellos por la supervivencia en donde no todos los que nacen llegan a una edad reproductiva y mueren en el intento.

En su libro, el científico expuso que todos los organismos provienen de un origen en común lo cual logró integrar armoniosamente datos provenientes de la embriología, paleontología y anatomía comparada. Expone que: “Al considerar el origen de las especies, es totalmente comprensible que un naturalista, reflexionando sobre las afinidades mutuas de los seres orgánicos, sobre sus relaciones embriológicas, su distribución geográfica, sucesión geológica y otros hechos semejantes, llegué a la conclusión de que las especies no han sido creadas independientemente, sino que han descendido, como variedades, de otras especies.”[3]

Las causas de la variabilidad para Darwin eran tres:

· Las condiciones de vida de cada organismo genera un tipo de presión selectiva sobre todo individuo en ese mismo lugar. Estas condiciones favorecerán a algunas especies mientras que a otras las perjudicará. Se denomina evolución convergente al fenómeno por el cual: “… uno o más caracteres parten de formas ancestrales diferentes, y evolucionan igualmente a lo largo de linajes separados hasta converger en una misma forma.”[4] A su vez, estas condiciones de vida diferentes hacen que una especie específica, si se muda por algún motivo a otro bioma cambie sus características debido a que tiene presiones diferentes. Este fenómeno se conoce como evolución divergente y es uno de los métodos evolutivos con más ejemplos en la historia.

· El uso de desuso de caracteres.

· La variación correlativa que se produce en el cambio de embrión a adulto.

Darwin plantea, además, que los cambios son graduales, progresivos y lentos. “Nada vemos de estos cambios lentos y progresivos hasta que la mano del tiempo ha marcado el transcurso de las edades; y entonces, tan imperfecta es nuestra visión de las remotas edades geológicas, que vemos sólo que las formas orgánicas son ahora diferentes de lo que fueron en otro tiempo.”[5] A esto se lo denomina gradualismo evolutivo.

Solución al problema

Esta teoría resultó muy novedosa para la época y, aunque en la actualidad sepamos que hay miles de datos que apoyan esta teoría, en el siglo XIX era algo difícil de creer. Todas las teorías anteriores resultaban plausibles debido a que había una fuerza (creacionismo) o una intención deliberada para cambiar (lamarkismo) que respaldaba cada teoría. Sin embargo, con la teoría de la selección natural había una pregunta que no se respondía: ¿por qué los padres se parecían a sus hijos? Darwin argumentaba que todos los caracteres pasaban hereditariamente pero eso no era suficiente: no tenía pruebas. Por esta simple razón, esta teoría se descartó rápidamente.

Gregor Mendel, un monje de Austria, experimentó en los años 1861 y 1862 con guisantes y obtuvo resultados muy interesantes. Él probó la existencia de genes y cómo esos genes pasaban de padres a hijos y se mantenían en el tiempo. Es en el año 1866 que publica sus famosas leyes y, a su vez, le envía una carta a Darwin explicándole que encontró una manera efectiva de probar su teoría.[6]

Es así como nace la Teoría Sintética o Neodarwiniana que fusiona los conocimientos de evolución propuestos por Charles Darwin con los básicos conceptos de genética que descubrió Mendel con sus guisantes.

Parte II: Darwinismo electrónico.

El origen de la red

El origen de Internet se remonta a mediados del siglo pasado momento en el que comenzaron a florecer los métodos de comunicación. Las personas de la época tenían una idea en mente: crear una red de computadoras diseñada para permitir la comunicación general entre usuarios con dispositivos diferentes. Esto implicaba tanto desarrollo tecnológico como una fusión de la infraestructura de la red ya existente y los sistemas de telecomunicaciones del momento.

En la década de 1980, ya se habían implementado estas ideas y se crea la tecnología que fue la base de la moderna Internet. Es a fines de esta década y a principios de los 90 que se introduce la World Wide Web (WWW) que “transformó el entorno desnudo de bases de datos aburridas en una infoesfera a todo color habitada por una vasta cantidad de consumidores y compañías.”[7]

Este es el origen de la especia Internet: es aquí el punto de partida de la evolución de este nuevo fenómeno mundial.

En un principio, la WWW fue creada como un método para la divulgación científica, sin embargo, pronto la sociedad notó el gran potencial de esta herramienta en el ámbito comercial. Sin embargo, para los expertos el punto decisivo de este nuevo sistema de distribución de información es la introducción del Mosaic, un navegador web con interfaz gráfica desarrollado por un equipo de la Universidad de Illinois en 1993.

Más tarde, el mismo creador de Mosaic creó Netscape que reemplazó al anterior como el navegador web más popular en el mundo. Es en el año 1995 cuando Internet tiene un boom descomunal lo cual ocurrió por la introducción de las acciones de Netscape en la Bolsa.

Este boom creó un número aún mayor de redes, las cuales divergieron de una primera red que se fue expandiendo y cambiando, es decir que las redes fueron evolucionando de manera divergente, alejándose de su original creadora.

Poco a poco Internet fue introduciéndose en los hogares de miles de personas en todo el mundo lo que posibilitó la comunicación rápida y efectiva desde una punta del globo hasta la otra. Sin embargo fue relativamente complicado para las personas adaptarse a esta nueva tecnología: tal y como le ha ocurrido al ser humano desde el principio de los tiempos, una creación novedosa trae consigo miedo. Los de la década de 1990 temían muchas cosas, pero, sobre todo, no deseaban brindar información personal a un conjunto de circuitos. Es por esta razón que, en un principio, el crecimiento de Internet fue algo conservador y lento.

Tal como el hombre con la rueda, pasamos de temor a experimentación: ahora ya no se temía a Internet sino que se comenzaron a crear software que intentaban explotar las oportunidades que presentaba esta nueva gran red. A su vez se comenzaron a perfeccionar el hardware que acompañaba a estos dispositivos digitales y esto creó confianza en las personas que ya habían incorporado muchos de estos programas a su vida cotidiana.

Poco a poco el mundo fue cambiando: los productos ya no debían venderse cara a cara sino que podían hacerse por Internet. Al ver las personas que el producto llegaba a la puerta de su casa con sólo un click dejaron el escepticismo de lado y la fe tomó su lugar: fe en este nuevo medio de comunicación. Ya no se dudaba de lo que existía en la web sino que se lo tomaba como algo serio y con respaldo.

Finalmente, las pocas personas que aún no habían incorporado esto en sus vidas lo hacen y se crea masividad usando ahora la web para diversas tareas como encontrar trabajo, encontrar una casa, realizar operaciones bancarias y cerraron tratos internacionales. Todo esto creó un crecimiento impensado de Internet: la industria producía 500 millones de dólares anuales.

El éxito de Internet

Una pregunta que tal vez no se encuentra en las mentes de los jóvenes porque han tenido esta herramienta desde que nacieron pero probablemente las personas del siglo pasado se preguntaron: ¿a qué se debe el éxito de Internet?

“Internet es tanto un conjunto de comunidades como un conjunto de tecnologías y su éxito se puede atribuir tanto a la satisfacción de las necesidades básicas de la comunidad como a la utilización de esta comunidad de un modo efectivo para impulsar la infraestructura”[8]

Las necesidades cambian constantemente en los humanos: con el sólo hecho de observar algo podemos pasar de ni siquiera saber de su existencia a necesitar poseerlo con todas nuestras fuerzas. Además de esto, una estrategia de casi todas las empresas de la actualidad es crear necesidades en sus consumidores con productos que tal vez nunca habrían pensado que necesitarían.

Internet brinda un campo en donde se pueden exponer las soluciones a los problemas de muchas personas y además brinda el lugar para comunicar a los consumidores la existencia de productos diferentes.

Otro punto es que, debido a cuan grande es esta red mundial, uno siempre encontrará un lugar en donde encaja. A su vez, como se expresa en el libro Cyber-Rules de Thomas Siebel: se encontrará lo que se busca si uno sabe lo que está buscando. La web les da a todos los usuarios la posibilidad de acceder a información sin moverse de su hogar.

La nueva fuerza evolutiva

En el mundo de los animales, los individuos se ven motivados por aspectos de la vida cotidiana como el alimento, un hogar seguro o la pareja. Sin embargo, la red ha cambiado esto y ha puesto en la luz una nueva fuerza que produce cambios: el dinero. Toda empresa que opera en la red tiene ese objetivo en común y es lo que obliga a todas a cambiar.

Los inversores que, en un primero momento decidieron poner parte de su capital en una página de Internet no lo hicieron por una causa noble y justa sino que fue para obtener de allí una ganancia interesante. Ellos pretendían una cierta ganancia y lo hicieron año tras año como los genes que se heredan. El dinero opera como la aptitud de Darwin: es lo que se busca, es lo que impulsa a todos los individuos (en este caso marcas) a cambiar para conseguirlo.

Ahora que comprendemos qué es lo que lleva a las marcas a cambiar debemos pensar cómo tratan de hacer para llegar hasta ello. Estas marcas lo que hacen es introducir medidas en sus páginas web y esperan producir algún tipo de impacto que se traduzca en un mayor número de ventas. Aquellas acciones que ya no son útiles para generar dinero son eliminadas. Por ejemplo, Youtube.com ha eliminada recientemente el reproductor que utilizaba debido a que creó uno más novedoso y con más opciones útiles para el cliente como los subtítulos en otro idioma. Eliminó su antigua máscara de inicio y la reemplazó por otra más interactiva y amigable, tal y como se explica en Estrategias Digitales de Larry Downes y Chunka Mui.

Esto es exactamente lo que ocurre con los animales estudiados por Darwin: el uso y desuso de algunas características ú órganos hace que sean o desechadas o renovadas y vayan evolucionando en otras mejores. Sin embargo, vale aclarar una notable diferencia: la evolución es un proceso lento pero los cambios en Internet son extremadamente rápidos debido a la fuerte competencia y facilidad de copia que existe.

La selección digital, como la natural y la artificial, da prioridad a aquellas características que son favorables para el individuo o la marca y terminan haciendo perecer a aquellos que no cambian. Esto se ve de manera clara en las marcas en Internet debido a que aquella que no se encuentra cambiando constantemente morirá pronto aunque tenga la mejor idea de la historia. Si Windows no hubiera innovado y cambiado como lo hizo, hoy no sería el imperio que es.

Es el cambio a lo que se desea llegar con cualquier acción que se tome. Hoy en día se comprende que la única manera en la que las ganancias aumentarán en introduciendo cambio tras cambio. Y esto debe hacer rápido porque la competencia está esperando a ver qué realizan los demás para luego tomarlo como suyo y mejorarlo. Es así como se crea un ciclo de retroalimentación positivo que incita a cambios cada vez más radicales.

¿Qué ocurre con los rezagados? Internet tiene una particularidad, como se expresa en Nuevas Reglas de Kevin Kelly: le da la posibilidad a los que están primeros de ir aún más primeros y a los que está últimos de ir aún peor. Esto ocurre porque las empresas más importantes son las que poseen mayor dinero y, al comprender lo ya dicho anteriormente, lo invierten en innovación y dejan atrás cada vez más a aquellas que no poseen posibilidades de innovar.

Esto no implica que toda empresa cibernética nueva que recién comienza terminará en la quiebra: hay métodos para poder triunfar debido a que Internet presenta la característica de ser masivo. Algo, ya sea un video o un dibujo, que apele a las masas se propagará por la red como un verdadero virus e inundará todas las pantallas con su mensaje, mostrando lo que uno tiene para ofrecer a miles de personas y dando la posibilidad de comunicar lo que uno quiere decir.

Se puede ve claramente que las personas no se sienten decepcionadas por las oportunidades de Internet: cada día miles de páginas son creadas. Sin embargo sólo las redes más aptas sobrevivirán. Ahora una pregunta importante sería: para Darwin la aptitud está relacionada con la reproducción pero, ¿qué sería la aptitud en términos digitales? Es simplemente llegar a nuestra meta que es ganar dinero y, para ello, uno debe tener en cuenta algo primordial: las redes en las que uno se encuentra.

Supongamos que vendo artículos para celular como parlantes o audífonos y yo dispongo de un capital limitado para publicidad. Tengo una infinidad de posibilidades: puedo comprar un espacio en una página de electrodomésticos, puedo pagarle a una empresa de telefonía para que publicite en su página mis artículos o también puedo poner un cartel en una página de griferías. Ahora, la pregunta a hacerse es: ¿cuál de todas estas opciones son útiles?

Muchas veces, como Internet es un mar de posibilidades, uno termina ahogándose en ese mar. Las posibilidades son buenas, siempre y cuando se esté alerta de lo que se está haciendo. Uno debe constantemente preguntarse si lo que está haciendo es lo correcto y si hay una mejor manera de hacerlo porque, después de todo, nuestro capital es siempre limitado. Es por esto que uno debe tener siempre presente la red en la que opera.

Cambios ambientales

Todo sistema tiene algún tipo de controlador. Este principio es básico debido a que si no existiera algo que disminuyera el crecimiento de un sistema, este alcanzaría límites imposibles de pensar. Darwin mismo planteó en un comienzo que si el control en la naturaleza desapareciera, una especie crecería exponencialmente como lo dice la teoría.

Los controles más comunes en poblaciones naturales son: un cambio en la producción de alimentos, la aparición de nuevos depredadores y cambios climáticos severos.

En Internet existe indudablemente un modulador de crecimiento: de lo contrario, una pequeña marca alcanzaría puntos increíbles en poco tiempo. La realidad es que esto no ocurre y el ritmo al que crece el poder de una marca varía en el tiempo, es decir, no es predecible.

Esto ocurre principalmente por la inestabilidad que generan los cambios en Internet: cambios que, como ya se ha dicho, son motores que se utilizan para llegar a la meta de las organizaciones digitales.

Los tres moduladores de la naturaleza son perfectamente aplicables a la economía de Internet. En el caso del alimento, puede ocurrir que en un momento se disponga de un menor capital para invertir en la empresa o que surjan oportunidades nuevas en donde invertir. El último caso es el que haría a una población crecer y, en el caso de una marca, es lo que hace que las ganancias aumenten considerablemente y los inversores obtengan mayores beneficios.

Los depredadores en la naturaleza tienen un enorme efecto modulador en la naturaleza debido a que un pequeño incremento de ellos desequilibra el sistema completamente en todos los niveles posibles: tanto hacia abajo de la cadena como hacia arriba. Esto ocurre exactamente igual en las empresas debido a que un incremento de competencia me perjudicará pero beneficiará a las empresas que yo me encontraba opacando.

Veamos esto más claramente con un ejemplo. En el mundo la página web Cuevana se encuentra en un auge enorme. Esto hace que su competencia se vea completamente opacada y se ve obligada a subsistir con un pequeño número de clientes leales. Ahora, ¿qué ocurre si, en la mayoría del mundo Netflix aumenta su popularidad y Cuevana quiebra? Lo que ocurrirá es que Netflix tomará su lugar en los lugares que ellos decidan hacerlo pero, a su vez, le da la oportunidad a las pequeñas páginas web en Argentina para crecer mientras tienen la oportunidad.

Un severo cambio ambiental serían cambios en la tecnología: si un competidor logra introducir un cierto tipo de tecnología que es demasiado onerosa para que yo la pueda desarrollar, eso probablemente cambie las reglas de juego y termine perdiendo parte de mi mercado. Como lo explica la Ley de Moore: los circuitos integrados básicos, cada 18 meses, aumentan su potencia al doble y disminuyen su precio a la mitad. Esto implica que pronto, las computadoras serán considerablemente más rápidas de lo que son ahora por lo que las posibilidades para los diseñadores serán aún mayores. Se debe estar alerta a estos cambios: son cruciales a la hora de desarrollar software nuevos.

Por último, el cambio en el hábito de los consumidores es un importante aspecto del clima en la web debido a que, con el tiempo, la cantidad de gente que deambula por la red sin rumbo decrece y las personas se hacen cada vez más selectivas para crear lealtad. A medida que la web vaya creciendo, más compañías decidirán entrar y la competencia será cada vez más brutal y la lealtad será el arma más preciada con la que jugarán las empresas.

Estos cambios pueden ser de dos tipos: graduales como es el caso del cambio en el hábito de los consumidores o repentinos como un cambio climático severo. Un claro ejemplo en la historia son los dinosaurios: algunos científicos alegan que la Tierra pasó de un período de altas temperaturas a eras parecidas a las glaciales; otros expresan su teoría de un asteroide, entre otras. Sin embargo, los resultados son los mismos: destrucción total.

¿Puede ocurrir esto en la World Wide Web? ¿Pueden existir cambios tan repentinos, aunque la teoría de Darwin exprese que la evolución es gradual y progresiva? Los cambios repentinos son una característica clave de Internet y es la principal diferencia que notamos con la evolución propiamente dicha: los humanos innovados mucho más rápido que la naturaleza. Nosotros nos vemos necesitados a cambiar o nuestros negocios terminarán rápidamente.

Darwin dijo: “nos olvidamos de que aún cuando en este momento el alimento sobreabunda, no es así en todas las estaciones de todos los años por venir.”[9] Es posible que hoy en día poseamos dinero pero la realidad es que no siempre ocurrirá esto: la misma economía nos lo dice constantemente. Los cambios en la moneda, las crisis intermitentes, la inestabilidad social, todos son riesgos para el empresario de hoy en día. Todo esto puede hacer que se pierdan inversores en cualquier momento y todo cambie aún más repentinamente de lo que creemos posible.

La creación de Internet, paradójicamente, fue un cataclismo. Las corporaciones de 1950, tal vez centradas en petróleo, minería o la actividad que fuera, debieron cambiar todas sus políticas y adaptarse rápidamente. Para ellos, dinosaurios de aquella época, Internet destruyó sus tan onerosos negocios de un día para el otro, de un año al siguiente.

El gradualismo existe, de eso no hay duda: si observamos cada cambio que realizó una página web que está en constante cambio como Facebook.com, podremos observar que fue pasando por pequeños cambios para no alterar al usuario. Estos mismos fueron progresivos mas no fueron lentos: podemos tener la certeza que al día siguiente de la implementación de estos cambios, los diseñadores de Facebook.com ya se encontraban investigando el siguiente paso a seguir.

¿Mismo ambiente, misma estrategia?

Darwin expresó que la competencia será más intensa entre individuos de la misma especie debido a que frecuentan los mismos distritos, necesitan los mismos sustentos y están expuestos a los mismos peligros.

¿Ocurre lo mismo en las compañías? La realidad es que en este aspecto, la evolución en la red es exactamente igual a la natural: las compañías con el mismo nicho competirán de manera más intensa que lo hará una del rubro de la juguetería con una del rubro musical (aunque también existe competencia en este punto).

Lo que explica la teoría evolutiva es que si dos especies se encuentran bajo presiones similares, ambas desarrollarán caracteres iguales. Al hablar de caracteres en las empresas de la red estamos hablando de las diferentes cosas (ya sea una publicidad, un aspecto de diseño o la reputación) que hacen elegir una compañía y no la otra. La respuesta es ambigua: existen métodos similares pero no lo son completamente sino que se hacen cambios para adaptar esos métodos a lo que cada uno ofrece. Esto se denomina evolución paralela debido a que no se llega a lo mismo.

¿Cómo es posible, entonces, que las empresas consigan usuarios? El marketing es una ciencia que cambió enormemente: pasó de considerar a los medios publicitarios físicos como medio de comunicación a usar a la red para toda campaña publicitaria. Hoy en día se está al tanto perfectamente que para triunfar en los negocios uno debe utilizar a fondo la red.

El principal cambio en el marketing surgió por la desintermediación: los negocios pasaron de ver la cadena de valor entera a observar una cadena extremadamente corta, con intermediarios puramente virtuales. Como la Web eliminó el problema de la distancia, se crearon páginas que reúnen al comprador y al vendedor sin siquiera conocer a uno. Esto elimina tiempos y permite un mayor asesoramiento para el comprador debido a que tiene muchas opciones en un solo lugar. Un ejemplo de esto es Mercadolibre.com o las subastadoras virtuales.

Hay muchos métodos que se pueden llevar a cabo para generar tráfico en nuestra web y algunos de ellos son:

· Los relacionados con el diseño mismo de la página. Por ejemplo, es importante tener una interfaz gráfica que sea amigable para el usuario nuevo debido a que si no lo es, es muy probable que éste abandone la página aunque la información que necesitaba se encontraba allí.[10]

· Uno debe entregar toda la información posible debido a que esto genera innovación en otros lo cual repercute en mí y me obliga a crear mejores productos (polivación). A su vez, toda la información debe estar lo más clara y ordenada posible para no contribuir al caos que es Internet de por sí.[11]

· Toda empresa debe invertir en la tecnología: nos encontramos en una era manejada por computadoras y cualquiera que crea lo contrario es un iluso. Poner dinero en la investigación y desarrollo de programas novedosos atraerá un tráfico mayor lo cual aumentará mis ventas de manera constante.[12]

· El tráfico debe ser dirigido agresivamente: considerando la cantidad de competencia que existe, lo que las compañías deben hacer es introducir la imagen propia en la mente del consumidor la mayor cantidad de veces posible y esta debe quedar vívida allí. Para esto uno debe utilizar los diferentes medios de comunicación que existen y explotarlos. Por ejemplo, una excelente estrategia es utilizar los motores de búsqueda ya que son centros de tráfico y son vistos por millones de personas diariamente.[13]

· Utilizar sitios centrales que, aunque posean menos tráfico que los motores de búsqueda, tienen uno más específico lo que nos acerca a ser más aptos debido a que estamos apuntando exactamente donde deberíamos. A su vez, uno debe tratar de ser visto en la puerta principal debido a que es el lugar donde mayor tráfico hay de toda la página.[14]

· Aunque algunos lo consideren una violación a la privacidad, los cookies son una excelente manera de personalizar la información lo cual es altamente beneficioso para la empresa en cuestión. Cuanto más datos uno posea sobre nuestro target, mejor será la publicidad que elaboremos.[15]

· La rapidez es clave: todo cambio debe ser hecho primero por nuestra empresa, ser pionero en Internet no es una opción, es un deber.[16]

Un aspecto que se debe tener claro a la hora de lanzar una web o un producto es que se deben lanzar productos “imperfectos” tal y como se expresa en el libro Nuevas Reglas. Esto es crucial debido a que no se debe invertir tiempo en perfeccionar un producto o una web debido a que eso se hará bajo la marcha del proyecto ya comenzado y, además, porque ese tiempo valioso se pierde y para cuando esté ya “perfecto” el producto, no servirá de nada. Esto sería la tercer y última causa de la variabilidad de Darwin: los cambios que se producen desde el embrión hasta el adulto, desde que se concibe la idea de una web hasta que madura.

Genética digital

En los organismos, todo cambio o mutación que es favorablemente seleccionado por la naturaleza será entregado de padres a hijos y esto perdurará por los tiempos. En el caso de las empresas en las redes son también las instrucciones aquellas que viajan de padres a hijos: de inversores adultos a jóvenes.

Aquellos pioneros del siglo pasado que han encontrado la manera exacta de obtener dinero a través de negocios cibernéticos lo han hecho a un costo: decidieron poner su capital en un emprendimiento nuevo y eso dio sus frutos. Para llegar a su meta, realizaron una serie de pasos, siguiendo unas instrucciones que, intuitivamente, creyeron correctas.

Son ahora estos inversores quienes deciden retirarse del negocio y dejan paso para los más jóvenes que, inteligentemente, han aprendido cómo funciona la gran red y comprenden mejor que sus padres cómo es que ellos han cumplido sus propósito: entienden las leyes de la web. Comprenden perfectamente aquellas reglas explicadas anteriormente del marketing digital lo que lleva a que mejoren sus empresas.

Estas instrucciones, sin embargo, se encuentran en constante cambio, mutan: es la idea de conseguir dinero la que impulsa a los emprendedores a cambiar las reglas e innovar de manera más rápida y mejor que su competencia. No cambia el código genético en sí (cómo hacer las cosas) pero sí cambian las acciones a tomar, las estrategias.

Conclusiones

Hace ciento cincuenta años se elaboró una teoría tan compleja y precisa que terminó explicando más de lo que se suponía debía explicar. Para algunos, lo ya expuesto es una coincidencia; otros creerán que Darwin encontró la manera misma que usamos para crear nuestras ideas: los humanos seguimos la lógica de la selección natural.}

Hemos sido seleccionados por tener lógica, por poder pensar y construir más de lo que cualquier otra especie pudo. Esto ocurre porque estamos diseñados para pensar de la misma manera lógica en que piensa aquella fuerza imparable, la selección natural.

Las redes cambiarán de acuerdo a lo que nosotros queramos, cambiarán dependiendo de cuanto hayamos entendido su funcionamiento. Ellas mismas evolucionarán a la misma velocidad que lo hace nuestra forma de pensar y comprender los procesos que subyacen al comportamiento de las redes que, después de todo, parecen funcionar igual que cualquier animal simple.

Los cambios vistos en los últimos veinte años seguirán ocurriendo de manera exponencial: con cada segundo que pasa, más comprendemos las posibilidades que ofrece Internet y más personas se aventuran en ella para encontrar lo que buscan ya sea dinero o la satisfacción de ayudar a la comunidad con sus pensamientos. Pero es posible prever estos cambios: si se comprende el orden intrínseco de la selección digital, podremos saber de antemano qué ocurrirá. Esto es exactamente lo que deben comprender las empresas: saber cómo evolucionará la WWW es ser más apto, es ganar más dinero que la competencia.

Bibliografía consultada:

- http://books.google.com.ar/books?hl=es&lr=&id=ZfNOc3WvfF0C&oi=fnd&pg=PA17&dq=teoria+darwin&ots=ojiyT5rZA6&sig=B0NCx04YmMer1xkrl7y_6A_Nh70#v=onepage&q&f=false

- http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?pid=S012005342007000300005&script=sci_arttext&tlng=es

- http://books.google.com.ar/books?id=SLVSwboA-8gC&printsec=frontcover&dq=darwinismo+digital&hl=es&ei=v_VTTr2bLNGUtwfNu6HHBQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCkQ6AEwAA#v=onepage&q&f=false

- http://www.escet.urjc.es/~iae/documentos/Practica3Original.pdf

- http://books.google.com.ar/books?id=7hA4otlXSCcC&printsec=frontcover&dq=Cyber+rules&hl=es&ei=4iFUToPjIeP40gHFxICKBg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CC8Q6AEwAA#v=onepage&q&f=false

- http://cuandotodossaben.blogspot.com/2008/04/nuevas-reglas.html

- Darwin, los pinzones y las plantas carnívoras.pdf

- http://ehu.es/ojs/index.php/THEORIA/article/viewFile/402/412

- http://www.maestrosdelweb.com/editorial/internethis/

- http://www.ibdesarrollos.com.ar/Articulos/Articulo_06.asp

- http://www.estudiosimbiosis.com.ar/internet

- http://blog.internet-argentina.net/

- http://genesis.uag.mx/edmedia/material/comuelectro/uni1_2_1.cfm



[1]El origen de las especies, Charles Darwin 1859, página 137

[2]Darwin, los pinzones y las plantas carnívoras.pdf

[3]El origen de las especies, Charles Darwin 1859, página 56

[4]El origen de las especies, Charles Darwin 1859, página 261

[5]El origen de las especies, Charles Darwin 1859, página 141

[7]Darwinismo Digital, Evan Schwartz, Granica, 2000

[9]El origen de las especies, Charles Darwin 1859

[10]"Estrategias Digitales para Dominar el Mercado" Autores Larry Downes y Chunka Mui.

Editorial Granica

[11]"Nuevas Reglas para la Nueva Economía", Kevin Kelly. Editorial Granica

[12]"Nuevas Reglas para la Nueva Economía", Kevin Kelly. Editorial Granica

[13]"Cyber Rules", Thomas Siebel. Editorial Granica

[14]"Cyber Rules", Thomas Siebel. Editorial Granica

[15]"Cyber Rules", Thomas Siebel. Editorial Granica

[16]"Estrategias Digitales para Dominar el Mercado" Autores Larry Downes y Chunka Mui.

Editorial Granica